Energía Solar & Quiropráctica

¿Que mejor tema elegir para el primer artículo de solarquiropractic.com?

Todos sabemos las propiedades increíbles que la luz del sol aporta a los organismos terrestres. Sin su luz y su calor, la vida no existiría en nuestro precioso planeta. Las temporadas solo dependen de nuestra posición espacial con relación al sol. Y cuando surge un precioso rayo, nos precipitamos a por él para darnos calor, energía o para perfeccionar el bonito bronceado de verano.

En tu día / día, tu cuerpo necesita exposición solar para recibir vitamina D de forma natural y efectiva.

¿Sabías que recibir ajustes quiroprácticos de forma regular también puede mejorar la capacidad del cuerpo para recibir vitamina D?

He despertado tu curiosidad, ¿Verdad? Déjame primero recordarte la importancia de la Vitamina D.

Vitamina D & Salud

La vitamina D es una de las vitaminas más importantes para tener correctos metabolismos. Es tan importante como todas las demás vitaminas con letras de las que has probablemente escuchado hablar. Entre muchos beneficios, se ha demostrado que ayuda a :

  • Mejora la función inmunológica
  • Absorber el calcio
  • Desarrollar huesos y dientes fuertes
  • Promover la salud cardiovascular y la pérdida de peso (en estudios más recientes)

Esta vitamina se puede encontrar en muchos alimentos (pescados grasos frescos y en conserva, huevos, crustáceos y mariscos, quesos…) pero La principal fuente de la vitamina D es la exposición solar través de la radiación ultravioleta B. Cuando el sol llega hasta tu piel, esta misma piel produce la vitamina D que necesaria para mantenerte saludable.

Entonces, si comer sano y tomar el sol te ayuda a recibir vitamina D, ¿Cómo la Quiropráctica puede ayudarte también?

El increíble poder de un Sistema Nervioso sano

El cuidado Quiropráctico NO TRATA PARA NADA las deficiencias de vitamina D (de hecho no trata nada en concreto), pero una persona puede recibir mejor la vitamina D si tiene un sistema nervioso sano. El sistema nervioso es el sistema maestro del cuerpo. Este sistema controla todos tus órganos, músculos y tejidos, pero también tu piel, ¡El órgano más grande de tu cuerpo!

Cuando tus huesos espinales (vértebras) están « fuera de lugar » o bloqueados, esto puede llegar a ejercer presión sobre los nervios que se comunican con tu piel (o afectar la correcta percepción de tu cerebro hacia ella). A medida que se realizan ajustes quiroprácticos específicos en la columna vertebral, los huesos de la columna « vuelven a su lugar », lo que elimina la presión de los nervios que viajan hasta tu piel y hasta tus otros órganos. Reducir esta presión o interferencia mejora la salud de su sistema nervioso. Con un sistema nervioso sano, toda tu piel vuelve a mandar la correcta información sensorial hacia tu cerebro para ayudarle a saber cómo funcionar correctamente. Cuando tu piel hace correctamente su trabajo, el resto de tu cuerpo sabe como acceder y utilizar adecuadamente la vitamina D para  todos sus metabolismos y para mantenerte con salud.

Tener un sistema inmunológico más saludable, un corazón que trabaja de manera más saludable y tener una mejor calidad de vida en general es lo que todos buscamos. 


¡Mándame un WhatsApp ya para hablar conmigo sobre los beneficios de la vitamina D y la plaza que podría ocupar la Quiropráctica en tu vida y en tu familia!

(Puedes usar directamente el pequeño botón WhatsApp de la derecha)

También, te interesará leer