Quiropráctico en Barcelona

El Quiropráctico

¡Hola! Me llamo Élie,

(Si te suena raro es porque es un nombre Francés)

Para describirme en pocas palabras: Soy un verdadero amante de la Naturaleza y me apasiona la fisiología humana y los procesos curativos del cuerpo.

Nací en Francia cerca de Paris en una fantástica familia de Quiroprácticos. (¡Somos 10 en total!) Me mude a Barcelona en el 2010 para estudiar la carrera de Quiropráctica en el Barcelona College of Chiropractic. (Por su fama y prestigio)

Durante los 5 años de carrera, asistí a numerosos seminarios extracurriculares para conseguir el mayor conocimiento sobre el cuerpo y cómo fomentar su sanación. Estos años me inspiraron un profundo respeto para la Naturaleza y la estrecha relación que los humanos compartimos con Ella.

Después de obtener mi primer Master en Quiropráctica (otorgado por la Universidad Pompeu Fabra), estudié un postgrado con los mejores Doctores de la profesión Quiropráctica en Nueva Zelanda. 

Desde el 2016, tengo el privilegio de servir la población de Barcelona y de sus alrededores. No hay nada que me apasione más como realizar ajustes quiroprácticos n y empoderar a otros miembros de la comunidad para que expresen su pleno potencial de Vida.

Sólo existen dos días en el año en que no se puede hacer nada. Uno se llama ayer y otro mañana. Por lo tanto, hoy es el día ideal para amar, crecer, hacer y, principalmente, vivir.

Dalai Lama

Solar Quiropràctic

Solar Quiropractic es un espacio cálido y vibrante donde acuden personas llenas de esperanza. Sus miembros consiguen confianza y plenitud que después transmiten a sus familiares y amigos. 

Quiero que te sientas ahí igual de cómodo y auténtico como si estuvieras en tu casa. No siempre es fácil confiar en uno mismo y en tu poder interior, parte de nuestra misión es recordártelo. Porque cuando tu sistema nervioso está en equilibrio, estás más libre de poder realizarte como persona. 

Te mereces ser feliz y libre de vivir la vida que hayas elegido.

Existen dos tipos de personas:

    • Los que permiten que sus vidas fueran dictadas por su entorno y circunstancias ajenas.
    • Los que crean nuevas oportunidades para poder realizarse en ellas.

Estos modos de vivir reactivos y proactivos determinan si seguimos víctimas o nos volvemos protagonistas. Si seguimos bajo control o tomando decisiones; sentados en el asiento del pasajero o del conductor.

¿Tienes preguntas?

Escríbeme por aquí y te contestaré lo antes posible.